Navidad sin estrés

Esta Navidad, gana el pulso al estrés

La Navidad está a la vuelta de la esquina y hay tantas cosas que preparar en tan poco tiempo que es normal estresarse en el intento.

Tómate un minuto, respira hondo, no te agobies, márcate expectativas realista, no te obsesiones con la perfección y pide ayuda al resto de miembros de la familia. Te vendrá bien echar un vistazo a las navidades pasadas para no cometer los mismos errores y ganarás en tranquilidad si tienes preparadas las cosas con antelación.

No olvides encontrar un pequeño hueco para cuidarte a tí mismo y descargar tensiones: duerme bastante, come bien y haz ejercicio.

Y si prefieres reservar algunos días para disfrutar de unas mini-vacaciones y desconectar del ajetreo navideño, del trabajo y de las preocupaciones diarias no lo dudes. Viajar se ha convertido en un excelente antídoto contra el estrés.

Diez estímulos para disfrutar de la Navidad

1. Estás de vacaciones: es hora de descansar, al menos del trabajo.

2. Te vas a reencontrar con la familia: se positivo. Hay mucho que contar, recuerdos que evocar y quizás alguna rencilla que olvidar.

3. Adorna la casa: este ritual navideño puede servirte de terapia frente al estrés. Además, estrecha los vínculos afectivos y reafirma la conexión familiar.

4. Prepara la fiesta: estas navidades,¿qué pondrás en la mesa?

5. Y los regalos: no hace falta que sean los más caros, sino los más adecuados.

6. La lotería: nunca toca; pero, y si este año… ¿qué sería lo primero que harías?

7. ¡A comer!: la mejor forma de disfrutar de la comida es haciéndolo con moderación pero eso no significa que no podamos darnos algún capricho.

8. Los amigos: la Navidad es el momento de acordarse de todos y cada uno de ellos.

9. Sé solidario: no te quejes, sé útil y ayuda a los que necesitan más que usted.

10. Y disfruta de los más pequeños: recuerda tu infancia y déjate llevar por la magia de la Navidad, juega con los niños, llévales al circo, al cine o a patinar.

Y OTROS DIEZ A EVITAR

 

 

  • El mal humor.
  • La queja.
  • El victimismo y la autocompasión.
  • La pereza.
  • El consumismo.
  • La falta de autenticidad.
  • La falta de empatía.
  • El aburrimiento y la desidia.
  • La comparación.
  • Las metas poco realistas

Farmacia El Romeral | Farmacia Vélez Málaga | Blog de Farmacia

Esta Navidad, gana el pulso al estrés.              Fuente: El periodico de la farmacia

Posted in Salud and tagged , , , , , , , , .

Deja una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.